437x132

La Casa Blanca defiende órdenes de Trump mientras aumentan temores de repunte

CORONAVIRUS CONTAGIOS | 10 de agosto de 2020

Washington, 10 ago (EFE News).- La Casa Blanca defendió este lunes el nuevo paquete de ayudas para los afectados por la pandemia de COVID-19 mediante órdenes ejecutivas, al tiempo que aumentan los temores de que con la apertura escolar se disparen los contagios entre los más jóvenes, que en las últimas semanas han subido 40 %.

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, aseguró hoy en rueda de prensa que el presidente estadounidense, Donald Trump, está "harto de juegos políticos" y por eso decidió actuar este fin de semana con el anuncio de varias órdenes ejecutivas que extienden las ayudas al desempleo, las moratorias a los desahucios e incentivos fiscales.

McEnany aseguró que las medidas anunciadas este sábado están "totalmente dentro de la capacidad ejecutiva del presidente" y demuestran la incapacidad de los demócratas en el Congreso para llegar a acuerdos sobre un segundo paquete de ayudas para aquellos que han perdido sus empleos a causa del nuevo coronavirus.

Más de cinco millones de personas en Estados Unidos han contraído la COVID-19 y más de 163.000 han muerto por la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, según los últimos datos que recopila la Universidad Johns Hopkins.

Estos números convierten a Estados Unidos en el país más afectado por la pandemia, con unos 30 millones personas dependientes de prestaciones por desempleo y un número similar en riesgo de perder su hogar.

Estados como Texas, Florida o California siguen experimentando un aumento de los contagios, mientras 33 de los 50 estados han visto un descenso de los casos, justo cuando en muchos lugares se han vuelto a instaurar medidas de distanciamiento social y el uso de las máscaras en lugares públicos se ha extendido.

Trump anunció este fin de semana que dará 400 dólares semanales a aquellos que hasta finales de julio recibían ayudas de 600 dólares semanales adicionales a su subsidio de desempleo gracias al primer paquete de estímulo acordado por el Congreso.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha negado que Trump pueda por vía ejecutiva imponer unos planes de ayuda que obligarían a los estados a financiar una parte con partidas ya otorgadas por el Gobierno federal para hacer frente a la pandemia.

McEnany aseguró hoy que el presidente puede recurrir a medidas durante desastres para ampliar las ayudas por desempleo, siempre y cuando los estados las soliciten y teniendo en cuenta que 25 % de esas millonarias ayudas las deberán poner los estados, la mayoría de los cuales tienen problemas para hacer frente a la caída de ingresos fiscales.

NUEVO ENFRENTAMIENTO

Con esto Trump ha creado un nuevo enfrentamiento entre estados y el Gobierno central en un momento extremadamente complicado, en el que los gobernadores quieren mantener los brotes de COVID-19 al mínimo para poder iniciar la reapertura escolar con las mejores garantías.

El Legislativo sigue dividido sobre un nuevo plan de ayudas, aunque hoy el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se mostró confiado en que se alcanzará "un acuerdo justo" y justificó que Trump haya actuado por su cuenta, ya que el viernes las conversaciones con el Congreso "no iban a ninguna parte".

Trump recurrió hoy a Twitter por haber forzado a que el líder de los demócratas en el Senado, Charles Schumer, y la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, "quieran ahora llegar a un acuerdo", al tiempo que criticó que solo quieran dinero para estados y ciudades gobernadas por demócratas.

VUELTA AL COLEGIO

Mientras tanto la mayoría de estados del país se preparan para reiniciar el año escolar, muchos de ellos en un modelo que incluye clases presenciales y que sigue preocupando a padres y maestros, quienes temen que el regreso a las aulas, aunque se haga escalonado y con mascarillas, provocará un aumento de los contagios, como ha ocurrido en algunas de las primeras escuelas que han abierto en agosto.

Un informe de la Academia Estadounidense de Pediatría publicado hoy muestra que en las dos últimas semanas de julio los casos de COVID-19 entre niños (mayoritariamente menores de edad pero que incluyen en algunos estados a personas entre 18 y 24 años) se dispararon 40 % con 97.000 nuevas infecciones.

Pese a que las personas de menor edad tienen un menor índice de mortalidad y de hospitalizaciones, los expertos temen que estos números sigan al alza en agosto y aceleren los contagios en septiembre al poner en aulas, muchas veces con mala ventilación, a profesores y alumnos durante largos períodos de tiempo.

  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios

m.noticiasxtra.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios

Histórico de noticias