437x132

Nueva York supera los 37.000 casos de COVID-19 y fallecen 100 en un solo día

EEUU CORONAVIRUS | 26 de marzo de 2020

Nueva York, 26 mar (EFE).- El estado de Nueva York, el epicentro de la pandemia en Estados Unidos, tiene ya más de 37.000 casos de COVID-19 y 385 personas -100 en las últimas 24 horas- han fallecido a causa de ello mientras los hospitales empiezan a dar signos de desbordamiento y las autoridades trabajan por equilibrar la carga de pacientes en ellos, según informó este jueves el gobernador Andrew Cuomo.

De acuerdo a las últimas cifras ofrecidas por el gobernador, Nueva York ha registrado 37.258 positivos de coronavirus, ocho veces más que el vecino estado de Nueva Jersey (4.402 casos), la segunda área más afectada por el patógeno en Estados Unidos, donde según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades hay más de 68.000 personas contagiadas y han fallecido en torno a 1.000.

"En casi todos los escenarios realistas, vamos a llegar a una sobrecarga de capacidad del sistema sanitario", declaró Cuomo, que está "trabajando en distribuir la carga de pacientes" entre los hospitales, ya que hay un mayor número en los del sur del estado, y está "expandiendo la capacidad de los del norte", además de establecer instalaciones de campaña para suplir a los que se "desborden".

Cuomo dijo que el número de fallecidos se está incrementando, 100 en un solo día desde los 285 que había ayer, y apuntó que hay algunos pacientes conectados a los respiradores desde hace entre 20 y 30 días, lo que "aumenta la probabilidad de que haya un desenlace malo", que es "lo que está pasando".

En el estado hay 5.327 personas hospitalizadas, de las cuales están 1.290 en unidades de cuidados intensivos (UCI) con respirador, pero el gobernador calcula que se van a necesitar unos 40.000 de estos aparatos -tiene 12.000- y mientras intenta conseguirlos declaró que se va a apostar por el método de dividirlos entre dos personas, que se ha visto en otros países, e incluso "reconvertir" máquinas de anestesia.

Cuomo también quiso destacar la "avalancha" de solidaridad ciudadana: un total de 52.000 médicos y personal sanitario se han ofrecido voluntarios de "reserva" para trabajar y también lo han hecho unos 8.600 profesionales de la salud mental, en ambos casos procedentes de dentro y fuera del estado, y además diferentes empresas han estado donando materiales de protección y otros productos de primera necesidad.

Por otra parte, alertó de que en el estado se van a disparar los gastos para combatir la pandemia a la vez que hay una "pérdida de ingresos" de entre 10.000 y 15.000 millones de dólares, para lo que a su juicio el paquete de estímulo fiscal aprobado en el Congreso por valor de 2 billones de dólares "no cubre la necesidades del gobierno" estatal.

Contenido relacionado

Los hospitales de Nueva York comienzan a dar síntomas de desbordamiento

Nueva York, 26 mar (EFE).- Los hospitales de la ciudad de Nueva York, convertida en el epicentro del coronavirus en Estados Unidos, están comenzando a dar señales de desbordamiento, con importantes carencias de equipamiento y en medio de un aluvión de pacientes durante los últimos días.

Así lo apuntan los testimonios de médicos y otros empleados que recogen los medios locales y que van en línea con las advertencias de las autoridades, que admiten que la Gran Manzana no está preparada para hacer frente a las cifras que están por llegar y que buscan contrarreloj más instalaciones, equipos y personal.

"Es apocalíptico", aseguraba a The New York Times la doctora Ashley Bray, del hospital Elmhurst, un centro público del distrito de Queens que en 24 horas entre el martes y el miércoles registró 13 muertos por COVID-19.

Ante esa situación, se ha instalado junto al edificio un camión refrigerado para acumular cadáveres y se está trasladando a pacientes con otros problemas a distintas clínicas para que la instalación pueda centrarse exclusivamente en el coronavirus.

El hospital de Elmhurst, situado en una zona con gran presencia de inmigrantes -muchos latinos- y de bajos ingresos, es uno de los más afectados de la ciudad y en los últimos días ha sido escenario de largas colas formadas por ciudadanos que creen tener la enfermedad y que esperan, a veces durante toda una jornada, para que se les someta a una prueba para confirmarlo.

Según médicos consultados por el Times, los primeros signos del virus comenzaron a verse a principios de marzo, con un aumento de pacientes con síntomas similares a los de la gripe, pero antes de que se diera la señal de alarma por el coronavirus en la ciudad.

En aquel momento, las pruebas llevaban mucho más tiempo, pero eventualmente muchos de esos casos se confirmaron como COVID-19.

Con el paso del tiempo, las urgencias del hospital comenzaron a llenarse, a menudo con más de 200 personas y obligando a muchas a esperar antes de ser ingresadas. Cada vez más, los pacientes presentan cuadros graves dado que se ha recomendado a todo el mundo con síntomas más leves que trate de recuperarse en casa.

En varias ocasiones, Elmhurst ha estado ya a punto de quedarse sin suficientes respiradores, lo que se ha compensado con equipos llegados de otros centros, según explicaron al diario los empleados.

Rikki Lane, una doctora del hospital, dijo al Times que por ahora se ha dado respuesta a "la primera ola de este tsunami".

La situación no es mucho mejor en otros centros como el Brooklyn Hospital Center, donde más del 40 % de los pacientes -y más de dos tercios de los que están en estado crítico- son ya casos confirmados o sospechosos de COVID-19 y donde varios trabajadores se han contagiado.

"Estamos en modo desastre", aseguraba al periódico Gary G. Terrinoni, presidente del hospital, que reclama más ayuda del Gobierno federal.

NewYork-Presbyterian Hospital, una de las mayores redes hospitalarias de la ciudad, ha comenzado a utilizar un respirador para ayudar a la vez a varios pacientes ante la escasez de estos equipos.

La falta de materiales ocupaba este jueves la portada del tabloide New York Post, que bajo el titular "Tratadas como basura" presentaba una fotografía de enfermeras del Mt. Sinai West cubiertas con bolsas de plástico para protegerse del virus al no disponer de suficientes vestimentas adecuadas.

Las enfermeras, que difundieron la imagen a través de las redes sociales, aseguraban en sus mensajes no disponer de más mascarillas y estar reutilizando varias de usar y tirar.

Según los últimos datos oficiales, el estado de Nueva York tiene 37.258 casos confirmados de coronavirus, la mayoría en la Gran Manzana, y acumula ya 385 fallecidos, con 100 muertos en las últimas 24 horas.

El sector privado se vuelca con Nueva York para luchar contra el coronavirus

Nueva York, 26 mar (EFE).- El sector privado se está volcando con el estado de Nueva York para ayudar a las autoridades en la lucha contra el coronavirus dada la rápida propagación de la enfermedad por la región, donde se concentra más de la mitas de las infecciones que se registran en Estados Unidos.

"Nueva York está luchando una guerra contra este virus y necesitamos toda la ayuda que podamos recibir", dijo en un comunicado el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

"La generosidad de estas empresas, organizaciones e individuos (...) tendrá un papel crítico en nuestra misión de apuntalar la capacidad de sobrecarga de nuestros hospitales", agregó Cuomo.

Entre las compañías, destaca la donación de más de un millón de mascarillas de la compañía textil japonesa Uniqlo, 1,4 millones más de la entidad financiera Softbank, o la fabricación de 10.000 botellas de 200 mililitros de gel sanitario a la semana durante el próximo mes de la multinacional de estética estadounidense Estée Lauder.

Facebook también ha ofrecido cerca de 9.500 litros de este producto al estado de Nueva York, la financiera Golman Sachs 195.000 mascarillas y la tecnológica china Huawei 10.000 mascarillas N95, 20.000 batas de aislamiento, 50.000 gafas médicas de protección y 10.000 guantes.

Otras compañías no ofrece material hospitalario, sino artículos gratuitos que puede resultar útiles al personal médico que trabaja en la crisis, como bebidas gaseosas y café de Keurig/Dr Pepper's, vuelos gratuitos con Jetblue para los voluntarios que estén intentando llegar a Nueva York, o colchones y sábanas de la minorista Wayfair para los hospitales de campaña.

Además, son varios los hoteles neoyorquinos los que han ofrecido sus instalaciones tanto para albergar a infectados con coronavirus que no revisten gravedad, como el St Regis, el Yotel o The Palace, como para alojar al personal médico que lo necesite, como el Four Seasons de la calle 57, el Whythe Hotel o el Room Mate Grace, parte de una cadena hotelera española.

  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios

m.noticiasxtra.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios

Histórico de noticias