437x132

Boeing sufre su primer año de pérdidas en dos décadas debido a los 737 Max

BOEING RESULTADOS | 29 de enero de 2020

Nueva York, 29 ene (EFE).- El gigante aeronáutico estadounidense Boeing sufrió este 2019 su primer año de pérdidas en más de dos décadas, reflejo de los "tiempos difíciles" que atraviesa, en palabras de sus directivos, desde que dos accidentes de su avión 737 Max obligaron a paralizar la flota en todo el mundo.

Boeing cerró el pasado ejercicio con pérdidas de 636 millones de dólares -un fuerte contraste con los beneficios de más de 10.000 millones que obtuvo en 2018- y un descenso del 24 % en las ventas anuales, que se situaron en 76.559 millones, fruto del parón en las entregas y la producción de que fue su modelo estrella.

Según el informe financiero que divulgó este miércoles Boeing, la factura de la crisis de los 737 Max asciende ya a casi 19.000 millones: ha previsto una mayor compensación para sus clientes, hasta 8.300 millones de dólares; revisado sus costes de producción, hasta 6.200 millones, y estimado que retomarla le supondrá otros 4.000 millones.

Entretanto, las entregas totales de aviones comerciales, que en 2018 batieron un récord con más de 800 unidades, se redujeron el año pasado a menos de la mitad, 380. Con la fabricación de los Max en pausa desde este mes, Boeing tiene almacenados y sin entregar unos 400 de estos aparatos.

El nuevo consejero delegado desde hace apenas dos semanas, Dave Calhoun, dijo esta mañana en una conferencia telefónica que son "tiempos difíciles y hay mucho trabajo por hacer" tanto con las autoridades, que han de aprobar la recertificación del aparato, como con los clientes y los proveedores impactados por el veto.

La semana pasada Boeing aplazó por enésima vez el "retorno" de los aviones hasta "mediados de 2020" y hoy Calhoun insistió en que son estimaciones y que "las fechas y las condiciones" de esa vuelta al servicio las tiene que decidir la Administración Federal de Aviación de EE.UU.

El jefe financiero de la aeronáutica, Greg Smith, advirtió que Boeing está "manteniendo su plantilla y pagando a proveedores" para garantizar "estabilidad a largo plazo", pero su liquidez va a verse afectada hasta 2021 y este año más que el anterior, pese a haber logrado recientemente un préstamo de 12.000 millones de la banca.

Durante la conferencia, los directivos señalaron entre los retos de la firma la aprobación del 737 Max pero también el "entorno global de comercio, que ha supuesto complicaciones en la planta de producción de aviones de cuerpo ancho y, en concreto, del modelo 787", cuya producción se va a ralentizar más de lo previsto.

Asimismo, dijeron que hay un crecimiento más moderado en el tráfico aéreo de pasajeros; que se han reducido los volúmenes de flete de mercancías por los conflictos comerciales y que se debe observar "el impacto del coronavirus" sobre las operaciones aéreas.

En cuanto a los datos del cuarto trimestre, en los que más se fijó hoy Wall Street, las pérdidas entre octubre y diciembre ascendieron a 1.010 millones. El año anterior, en ese mismo tramo el beneficio fue de 3.424 millones.

La bajada en la facturación en los últimos tres meses fue del 37 %, hasta los 17.911 millones, principalmente debido a esa menor entrega de aviones y al dinero apartado para compensaciones, pero esa cifra superó las expectativas de los analistas, igual que la de la pérdida trimestral por acción, que fue de 1,79 dólares.

Así, la reacción de los inversores en la Bolsa de Nueva York fue positiva y a media sesión la aeronáutica avanzaba un 2,64 % en el grupo del Dow Jones de Industriales. En el último año, la firma ha perdido en torno al 16 % de su valor.

Contenido relacionado

Boeing cierra 2019 con pérdidas de 636 millones de dólares por la crisis de los 737 Max

Nueva York, 29 ene (EFE).- El gigante de la aeronáutica estadounidense Boeing ha cerrado el 2019 con pérdidas de 636 millones de dólares, su primer resultado anual negativo en décadas, a consecuencia de la grave crisis que atraviesa desde el veto internacional al que era su avión estrella, el 737 Max.

La compañía informó este miércoles de que sus ingresos en el conjunto del año disminuyeron un 24 %, hasta los 76.559 millones, y en este último trimestre ha sustraído un cargo de 2.600 millones para potenciales compensaciones a sus clientes, afectados por la paralización de las entregas y la producción del aparato.

El nuevo consejero delegado de Boeing desde este mes, Dave Calhoun, reconoció que "queda mucho trabajo por hacer" e insistió en que la firma está centrada en devolver al servicio la flota de los 737 Max "con seguridad", pero también aseguró que tiene "la liquidez" necesaria para afrontar el "proceso de recuperación".

Los datos contrastan con fuerza con los de 2018, cuando Boeing obtuvo ganancias anuales de más de 10.000 millones de dólares propulsado por cifras récords en ingresos, de 101.000 millones, y en entregas de aviones, un total de 806, que ahora se han reducido a más de la mitad, 380.

La flota de los 737 Max permanece en tierra desde marzo del año pasado a raíz de dos accidentes en Etiopía e Indonesia que dejaron 346 fallecidos, y mientras tanto Boeing trabaja con las autoridades para rectificar los aparatos pero recientemente ha descartado que eso vaya a ocurrir antes de verano.

Los datos del cuarto trimestre, en los que más se fijaban los analistas de Wall Street y que reflejan las últimas decisiones de la compañía, tampoco son halagüeños: las pérdidas entre octubre y diciembre ascendieron a 1.010 millones. El año anterior, en ese mismo tramo el beneficio fue de 3.424 millones.

La bajada en la facturación en los últimos tres meses fue del 37 %, hasta 17.911 millones, principalmente debido a una menor entrega de sus aviones comerciales, solo 79, y a también la aplicación del cargo adicional para compensar a proveedores que elevaría los costes totales de la crisis a casi 19.000 millones.

"Los costes estimados de producir el avión 737 (...) se incrementaron en 2.600 millones durante el trimestre para reflejar las nuevas estimaciones de producción y entregas", explicó la firma.

"Adicionalmente, la suspensión de la producción de los 737 Max y la gradual retoma de producción a bajo ritmo resultará en unos 4.000 millones de costes de producción anómalos que se registrarán cuando se incurra en ellos, sobre todo en 2020", agregó la aeronáutica.

Boeing, que en el último año ha perdido más del 18 % de su valor bursátil, obtuvo una subida del 3,25 %, en el grupo del Dow Jones.

  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios

m.noticiasxtra.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios

Histórico de noticias