437x132

Fernando Carro, el CEO del Leverkusen que ‘creció’ con Krankl

FÚTBOL-LIGA CAMPEONES[#GUI_20150429T150025S_1_0053 | 21 de octubre de 2019

El director ejecutivo del Bayer Leverkusen, el español Fernando Carro durante su visita a la sede de la Agencia Efe en Madrid. El Bayer Leverkusen se enfrentará al Atlético de Madrid en la tercera jornada de la Champions League en el Wanda Metropolitano. EFE/ Ángel Díaz

Madrid, 21 oct (EFE).- Fernando Carro de Prada (Barcelona, 1965) es el CEO del Bayer Leverkusen, rival del Atlético de Madrid mañana en la Champions League. Ingeniero económico por la Universidad de Karlsruhe y técnico superior en Administración y Finanzas, fue antes presidente de Bertelsmann España y CEO de Arvato.

Protagonista este lunes de un desayuno en la sede de la Agencia EFE con los medios de comunicación, Fernando Carro recordó su primera relación con el mundo del fútbol. Su madre fue la profesora de castellano de Hansi Krankl cuando aterrizó en el FC Barcelona en 1978. Desde entonces, siempre cerca del deporte, el actual director general del Bayer Leverkusen inició una trayectoria profesional en un club con un valor de mercado de 337 millones de euros, según el último informe de Brand Finance.

Su gran activo en el campo es Kai Havertz. Una de las revelaciones de la Bundesliga. No tiene cláusula de rescisión. El Bayern Munich le vigila de cerca. Y en Leverkusen lo saben. Havertz, un tipo alto -1,86-, fino, de larga zancada y con llegada, es el prototipo de futbolista de la academia del Leverkusen, donde el Bayer quiere invertir en la captación del talento.

Fernando Carro es un gran conversador. Lo suyo es la gestión. Su club puso en valor a Dani Carvajal en 2012. Pagó cinco millones de euros por un futbolista del Castilla que en un año fue elegido en el once ideal de la Bundesliga. Regresó de inmediato al ejecutar el Real Madrid la cláusula de recompra. Fernando Carro reconoce que una campaña fue suficiente para ganarse a la afición. En una reciente encuesta, Carvajal jugando menos de un año, fue elegido entre los mejores 40 jugadores de la historia del Leverkusen. Ese es uno de los grandes valores de la marca Bayer, el equipo de la multinacional farmacéutica, fundado en 1904 y entrenado por Peter Bosz.

Fichado por una compañía de caza talentos en Alemania, Fernando Carro ilustra la fortaleza de la industra del deporte en España. No sólo exporta futbolistas y entrenadores. Ahora también, circula y están en valor los ejecutivos con formación. El fue nombrado en 2018 tras sustituir a Michael Schade, que se jubiló.

Fernando Carro comenzó sus estudios en el Colegio Alemán de la capital catalana y la llegada de Krankl al Barça en 1978 le hizo crecer con fútbol en su propia casa. Una relación que se mantuvo en el tiempo ya que cuando continuó sus estudios en Karlsruhe colaboró con periódicos austríacos como periodista deportivo siguiendo la figura del mítico delantero austríaco.

Su gran reto: Incluir a su club entre los 16 más importantes del mundo. A su lado, en el despacho anexo en las oficinas de Leverkusen, trabaja mano a mano con Rudi Voeller, una de las leyendas del fútbol germano. Voeller es un grande. Es amigo de Toni Kross. El medio centro del Real Madrid jugó en Leverkusen dos temporadas antes de fichar por el Bayern Munich. Y es que en el equipo de la aspirina, han lucido futbolistas como Arturo Vidal -cuatro años-, previo a su paso por la Juventus y es un gran experto en peina el mercado latino. Lucio, Ze Roberto, Brasil siempre fue un gran mercado y ahora confían en el futuro de Paulinho; y más recientemente el mexicano Chicharito Hernández. Ahora, el chileno Charles Aránguiz es uno de sus jugadores franquicia.

En la dirección del club y en general, en la cultura alemana, Fernando Carro apela al consenso como gran fortaleza de la negociación. Algo, que en España, cada vez es más complicado ponderar en una mesa de reunión. En el fútbol, en la vida, en la Bundesliga el consenso es la palabra clave. Lo repite el ejecutivo español.

En ese escenario, por ejemplo, se ve con cierta distancia y sorpresa la situación que atraviesa el fútbol español donde la Federación y LaLiga están lejos del entendimiento que sí existe en Alemania.

En el año y medio como CEO del Leverkusen reconoce que su gran objetivo ha sido lograr la clasificación para la Liga de Campeones. Junto a Bayern y Dortmund, el Leverkusen es el único equipo alemán que no ha bajado a segunda división en los últimos 40 años y ahora quieren dar un paso más para ganar títulos tras 16 años de sequía.

Para ello, Fernando Carro tiene un plan estratégico en el que a nivel deportivo la cantera forma una parte crucial del mismo. Además de Havertz, las categorías inferiores del Leverkusen han formado a estrellas como Michael Ballack o Toni Kroos y quieren seguir ese camino en un mundo del fútbol en el que se está pagando montañas de dinero por los traspasos y donde la mayoría no puede permitírselo. Formarlos e intentar retenerlos para crear un equipo campeón. El desafío.

Otro pilar es la parte médica, además de la marca Bayer que acompaña al club y que le dota de potencial internacional gracias a sus oficinas por todo el mundo, la nutrición e investigación para la salud de los futbolistas es otras de la ideas fuerza que ilustra su hoja de ruta.

Jugadores, queridos y respaldados. Carro tiene otra máxima: involucrar. Las decisiones en una empresa, y más aún en un club de fútbol, engloban muchos sectores y sobre todo pasiones con los aficionados, con los que mantiene el contacto para las decisiones del equipo siguiendo una tradición del fútbol alemán en la que los seguidores forman una pieza angular.La oficina pregunta al aficionado.

El método de trabajo y las infraestructuras del club potencian esta simbiosis con las oficinas del director deportivo y general y con continua relación con los futbolistas en el día a día con el mercado de Latam siempre en el objetivo.

En la actualidad cuentan con los brasileños Wendell y Paulinho, con el chileno Charles Aránguiz, que finaliza contrato en 2020 y al que quieren renovar, y el argentino Lucas Alario a los que miman y cuidan. La adaptación es vital. Y el confort de sus familias, determinante. Ahí entra también el trabajo del Fernando Carro y su equipo.

El Bayer Leverkusen afronta este martes un partido crucial contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano en la Liga de Campeones, en la que arrancaron con dos derrotas y ahora tienen que sacar cuatro puntos contra los madrileños para seguir vivos en la gran competición de clubes del viejo continente. EFE

  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios

m.noticiasxtra.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios

Histórico de noticias